aulainvertidaBuenas tardes compañeros, al estar leyendo la información de las ligas que nos compartieron, me di cuenta como Uno como Docente a veces tiene esos mismo sentimientos que llegan a tener Robert Talbert y/o Brian Bennett referente a que a veces uno cree que ha estado aplicando bien las actividades de enseñanza en la clase; sin embargo, no es así que lo que en realidad no estamos “conectados” con los alumnos. Creo que debemos generar una “conexión” con los alumnos de tal manera que pueda dejar en ellos una semilla de investigación, motivación u otro manera que les ayude a dar más allá de lo que uno pueda otorgarles en clase.

 A veces me he sentido como los Docentes mencionados anteriormente; que veo que me ocupo por dar la clase, faltando integrar a todos los alumnos; ya que de repente dejo de lado a alguno o que me falto motivar a otros. Que si doy retroalimentación en algunos momentos del semestre pero que siento que debo tener más retroalimentación hacia ellos de manera individual y después en equipo. Siento que eso generaría más sinergia –“conexión”- con ellos de tal manera que puedan sentirse en libertad para trabajar y en compañía de saber que en cualquier momento puedan sentir la confianza de preguntar, de acercarse a uno como Docente para compartir sus descubrimientos para sus proyectos u otros ideas que pudiese aplicar; que si hay dudas haya la confianza de poder externar sus dudas para ser guiados. Muchas veces falta eso en mi trabajo como facilitador con ellos.

Que es cierto que si tengo la “conexión” con algunos; también es cierto que no con todos; y que lo que uno debe considerar que deba ser con todos; ya que de la otra forma se verá –para ellos como adolescentes–, que sólo a tiende a “X” porque es su favorito, o porque para el equipo “Y” si tiene tiempo. Por lo que Yo como Docente que facilita el aprendizaje es que todos pueden acudir; no solo algunos.

 El articulo que escribe Audrey Watters en cuanto al juramento de Hipócrates verlo como si fuera posible para la Educación y referenciado por el Brian Bennett en su actuar docente, me llamo mucho la atención porque a veces vemos al alumno como un número de lista o de matrícula en lugar como el ser humano que requiere de atención para que pueda nacer en el deseo de aprender. Me gusto la sugerencia de como podemos aplicarlo a nuestra labor Docente, tomando algunos –al inicio para hacerlos vida en nuestro trabajo– y llevarlos a cabo para que en verdad podamos realizar ese cambio que requiere entre Docente-Alumno.

 Otro de los que menciono y me gusto para aplicar en la clase es el de tratar al alumno como adulto permitiéndole hacerse responsable por sus actos y actividades de tal manera que pueda ir creciendo; para ello implica CONFIAR y es la parte que se va requerir trabajar en uno como en el estudiante.

 Así también, muchas veces podre tener la respuesta; pero también es cierto que en otras ocasiones no las tendré y que puedo comprometerme con ellos; a que también lo investigaré y compartiremos lo que encontramos.

 Por último, buscar la ayuda con otros compañeros para lograr ese apoyo e intercambio de ideas en la clase; en especial porque al inicio de la aplicación del aula invertida; reconociendo que me falta más comunicación con mis compañeros que a la mejor les ha funcionado ciertas herramientas que puedan ser aplicadas y que a veces uno pueda llevarlas a nuestras clases.

Liga a video semana 4